domingo, 24 de octubre de 2010

Cena en Paulista grill. UN FIASCO!!

AL ESTILO DE "Detetives de cozinhas" DE LA AFAMADA REVISTA GASTRONOMICA  GULA.

 Sábado de noche, 22 horas, hambre. Un grupo de amigos, habitués de restaurantes de comida china, pastas en Bellini y comida peruana decidimos salir a comer algo diferente a lo habitual. La discusión de si aquí o allá se prolonga durante unos 20 minutos, nos decidímos por un restaurante de tipo "tenedor libre" y allá vamos al PAULISTA GRILL. el viaje se entorpece un poco por el trafico desmesurado sobre Mariscal López desde Brasilia, no lo sabíamos y nos metimos en la lenta caravana de fans de un local nocturno que iba al sitio de marras a festejar el aniversario del pub.
23 horas. LLegamos al Paulista grill y el estacionamiento lleno, aparcamos en la calle que continua al estacionamiento lateral, se acerca un cuidacoches quien nos entrega un papelito truchísimo  que decía: ESTACIONAMIENTO 10 MIL GUARANIES. Cortésmente, pero con firmeza, respondemos que pagaremos al volver, como corresponde, el trabajo no se paga por adelantado, salvo acuerdo entre partes.  Nadie ejerce un control sobre estos trabajadores informales, ni el dueño del local ni el inepto e inexistente actual Gobierno? Municipal, a pesar de las muchas quejas sobre el punto. Primer fiasco.
El estacionamiento de frente al local gastrónomico tambien se encontraba lleno pero contabilizamos cuatro  lugares inutilizables porque los conductores estacionaron? de manera absolutamente incorrecta. Popular VOLANTE CUADRADO lo malo es que nadie, ni el guardia que está afuera, papando moscas, les dice nada ni les da indicaciones, para evitar el error y subsanar la absoluta falta de educación ciudadana. Segundo fiasco.
Entramos, nos sentamos y lo primero que atacamos fue la mesa de hojas y otros ingredientes para ensaladas, bastante pobre les diré: lechugas normales, berro, espinacas, tomate concasé, zanahoria rallada y alguna cosita más. Un mozo o cocinero con una fuente y dos utensilios en mano se ofrece gentilmente para mezclar mis hojas. Agradezco, tambien gentilmente, pongo los aderezos y agrego un poco de carpaccio, huevo duro, quesos, jamones y me voy a mi mesa. Hubiera querido encontrar escarola, radicheta, remolacha rallada, lechugas moradas, en fín algo más para la entrada de hojas. Tercer fiasco.
Carnes ofrecidas por los mozos: poca variedad y dura, baby picaña duraa! solo en Paraguay. FIASCO MAYOR.
Ricas la picaña al ajo, el vacío a la cebolla y el cupim. Hay que decirlo pues noblesse obligue.
Pedimos jugo de piña en una jarra y nos lo traen, unos 1.200 ml, rico, nada excepcional.
23:30 horas. Seguimos comiendo lentamente, para comer más (de eso se trata no? es un tenedor libre!).  A mi buena amiga Roxana y a mi nos apetece un poco de feijoada y farofa con arroz y un plato más de ensaladas. Miramos la mesa de hojas y vemos que la habían retirado: lo hacen a las 23 horas todos los días y las 23:30 los sábados. Quinto fiasco.
Giramos la mesa y oh sorpresa! la feijoada acompaña a las hojas en su temprana retirada a la cocina dejando en total orfandad a la farofa, la couve y la banana frita. Protestamos, viene el jefe de salón quien hace retornar a los dormilones alimentos, para que nosotros podamos comer de ellos como corresponde! Segundo FIASCO MAYOR y sexto en la lista general.
La feijoda rica, la farofa y la banana frita excelentes.Nuevamente noblesse obligue.
Pedimos otra jarra de jugo, ahora 1.200 ml de jugo de limon tahiti se avienen a compartir con nosotros la mesa. Jugo al que le falta azucar, pedimos la blanca y cristalizada dulzura y nos la traen.
Finalmente y rechazando otras carnes, que probadas no daban muestras de mejorar en calidad y sabor, decidimos ir a por los postres, que ya estaban bostezando previo a su salida poco elegante del salón comedor. Poca variedad, pie de limón horrible, una torta de chocolate pasable y bah, otro fiasco!
Pedimos la cuenta, eramos cuatro comensales: 342.000 guaranies, si leyó bien, trescientos cuarenta y dos mil guaranies, correspondientes a 69.000 por persona por el tenedor libre (en precio normal, si consideramos que incluye postres, pero CARISIMO si consideramos la mala calidad de las carnes y postres y la temprana retirada de una buena parte del atractivo gastronómico, en fin CARO!) Ahora, lo que si es un ROBO DESCARADO es el costo de cada jarra de jugo 32.000 guaraníes, si treinta y dos mil guaranies por cada jarra cuyo costo debe estar rondando los 6.000 guaranies el de piña y 4.000 el de limón. (contando el valor de las frutas, azucar, agua, hielo, mano de obra y desgaste de equipos) Un absurdo y llano ROBO. Esto último ya ni se si catalogarlo apenas como Fiasco!.
Pagamos y salimos llenos, pero insatisfechos y con las ganas de comer algo rico y poder disfrutar de una velada.
En resumen amigos: PAULISTA GRILL : UN VERDADERO FIASCO MAYOR! No lo elijan si quieren comer rico, variado y tranquilamente como corresponde a un lugar de esas caracteristicas.



1 comentario:

  1. Por qué no me sorprende? No es mi estilo de todas maneras

    ResponderEliminar