lunes, 14 de marzo de 2011

A Felix de Guaranía. Indómita alma guarani.

Moriré con la pluma en la mano
sentenció desde su frágil figura
Felix de nombre,
de Guarania el melódico apellido
pequeño el cuerpo pero enorme el alma
Temblaban ante su palabra escrita o proclamada
los esbirros de oscuros y abyectos intereses
que aunque armados de fusil y bayoneta
tiritaban aterrados
ante  terrible arma
que don Félix blandía
su pluma, eterna compañera,
fue su amiga, su amor, su confidente
En largas tardes de parajes ignotos de tu tierra
que guarecieron tu cuerpo y tu alma
ante el ultraje de pertinaz inquina
que el incilio ordenó, para callar tu pluma
No fue suficiente empero
pues tu lengua, tu genio y tu figura
ensarzaban poemas, escritos y diatribas
azuzando los perros cancerberos
que al amparo del amo se cebaban
en sangre de los tuyos
No fue suficiente tenerte tierra adentro
pues era tu tierra y de ella te nutrias
como lo hacen el tajy y el quebracho
Entonces el exilio fue tu sino
en países limítrofes primero,
de la insular América más tarde
recalando finalmente en lugares del viejo continente
Aun ahí el susurro de tu voz
en la lengua de Cervantes
o en el lapidario Guarani
que tan bien en tu boca
sus sonidos paseaba
se escuchaba cual grito desde lejos
Y en cintas que hoy apenas son recuerdos
algunos escuchabamos tu sempiterna lucha.
volviste cuando el inicuo amo
que sojuzgó tu tierra 
se marchaba
con más penas que gloria
curvado al peso de toda su ignominia.
Y la  fuerza imparable de alma joven
te empujó a escribir, a declamar, a pronunciar tu idea
en el papel o en el aire.
Y tu traza de gurú de luenga barba
engalanó con singular imagen
los rincones de tu amada tierra
para deleite de muchos que abrevamos
en tu prosa correcta
y en tu dulce y melódica poesía.
Fue tu carne entregandosé de a poco
a la silente enemiga
que de antaño tu andar acompañaba
y tras años de lucha
con tu pluma en la mano
tu cerviz doblaste sin jamás rendirte
y hoy paseas por campos del Olimpo
llenos de luz y de color radiante
cortadas tus terrenas ataduras
libre camina tu espiritu indomable.
retoza al lado de un feliz Platero
que susurra a tu oído en guaraní suave
el dulce idioma de tu pluma aprendido:
Yvoty apytépe tory ha vy’ape
Tupä ñu ryepype ñañombojaru
Felix de Guarania nde rope reimema
Ejupi che ari yvytupepope ñande saraki

Una humilde recordación al gran Poeta, escritor y luchador paraguayo Don Félix de Guarania en el día de su partida a la inmortalidad!
JUAN PABLO SERVIN